La ineficacia del gasto público

«Estamos haciendo una encuesta que le sale al país $4.300 millones. No tiene sentido llevarlas a cabo, porque casi no hay competencia en ningún lado», esto afirmó un ministro que participó de la reunión de gabinete nacional acerca de las P.A.S.O.

Así como en este momento todos los argentinos nos preguntamos acerca de la necesidad de tal erogación, teniendo en cuenta que los partidos no tendrán interna, existen muchos aspectos de los presupuestos que muchas veces desconocemos y que resolverían problemas graves de nuestra población. Uno de ellos el gasto que realizó la provincia en lo que va del 2.019, año electoral, en publicidad oficial: ya en el mes de abril se debió ampliar en 350 millones de pesos un presupuesto de 412 millones. Más de 700 millones destinados a publicidad y propaganda. Comparativamente, para la Prevención de Adicciones en el presupuesto 2.019, se aprobó un gasto de 40 millones.

Tucumán destina casi el 60% de sus recursos mensuales al pago de empleados públicos, ocupando el primer lugar en el país junto a Río Negro en cuanto a erogaciones totales, gasto que no podría afrontar sin la Coparticipación Federal, al recaudar tan solo el 25% de lo que significan los sueldos estatales en Renta de la  Provincia. Antes de las paritarias el salario líquido promedio mensual docente era de 33.951 pesos, el de un trabajador del sistema de salud 37.921 pesos y el de un empleado del poder legislativo 45.941 pesos. En Tucumán existen 9.959 agentes registrados en el sistema de seguridad y 5.462 empleados registrados en la Legislatura; es decir, menos de dos policías por cada empleado legislativo.

Calidad de vida

¿Se imagina una provincia sin líquidos cloacales en las calles? A mediados del 2.018 desde la SAT se invirtieron $ 3,3 millones en un trabajo que incluía el acondicionamiento de 22 bocas y cámaras de registro, la renovación de 100 conexiones domiciliarias y la reposición de 600 metros cuadrados de hormigón en el Barrio Juan XXIII. Un gasto que resulta ínfimo, comparativamente, con los $ 4.159 millones anuales destinados al Poder Legislativo. O con el incremento en los en los primeros tres meses del año que el Poder Ejecutivo realizó en un 5.000% al tope mensual para la entrega de subsidios o ayudas a personas e instituciones. Hasta comienzo de año el máximo mensual para estos aportes girados desde la Secretaría General de la Gobernación alcanzaba los $ 800.000, ahora llega a los 40 millones de pesos, entregando 13.300 de estos planes.

Pero no todo se circunscribe a la provincia, en los municipios también el gasto es elevado. El Municipio Capitalino cuenta con 18 concejales que tienen 1.350 empleados en total. Muchos de ellos son contratados que llegan apenas a los 10.000 pesos mensuales, pero otros tienen sueldos de hasta 24.000 pesos. Algunos concejales tienen 20 empleados, mientras otros pueden llegar a tener 400 empleados políticos, simplemente una distribución del presupuesto. Lamentablemente estos datos recién se conocieron luego de una disputa política en un año electoral.

También te podría gustar...

la-ineficacia-del-gasto-pblico-colegio-de-graduados-en-ciencias-econmicas-de-tucumn