Impuestos y retenciones tienen mínimos cada vez más desactualizados

28 AGO 2014 Los impuestos se pagan sobre la base de mínimos debajo de los cuales las leyes y resoluciones de la AFIP han entendido que no tenía sentido ejercer presión fiscal sobre los contribuyentes. Sin embargo, algunos de esos pisos tienen incluso décadas de retraso y por la inflación han perdido todo sentido.

A pesar de la aceleración de la inflación que podría darse si se alarga el default, no parece haber ninguna voluntad política en el Gobierno de actualizar estas cifras que aliviarían a muchos contribuyentes, muchas veces de costos impositivos y otros de costos administrativos, por tener que lidiar con montos que terminan resultando gravosos por insignificantes.

Así, cuando se retiene Impuesto a las Ganancias a un proveedor en los siguientes casos el mínimo quedó fijado en agosto de 2000, enumeró Federico Costantino, de Auren:

 

  • Para la venta de mercadería (bienes de cambio) se retiene Ganancias en facturas desde $ 12.000, un mínimo que si se actualizaran al tipo de cambio oficial superarían los $ 101.000.
  • Cuando se paga un alquiler comercial que supera los $ 1200 ya se retiene el impuesto, mientras que hoy esto sólo debería hacerse para locaciones que superen los $ 10100.
  • Locaciones de obras y servicios que presta una empresa son retenidas desde $ 5.000 que actualizadas serían de $ 42.100.
  • Honorarios al directorio, $ 5.000 y honorarios de profesiones liberales y oficios, desde $ 1.200. Además, a estos contribuyentes se les retiene según un escala, de acuerdo con la cual cuando los ingresos mensuales superan los $ 40.000 la retención es del 30%. Actualizando por tipo de cambio, la base de cálculo sería superior a $ 336.000.

En todos estos casos, la retención mínima debajo de la cual no hay que retener es de irrisorios $ 20.

En cuanto a la compra de un automóvil por parte de la empresa, desde junio de 2001, el tope de crédito fiscal es de $ 4.200, el 21% calculado sobre un auto de $ 20.000, que hoy serían alrededor de $ 170.000.

El mínimo exento del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta es de $ 200.000 desde diciembre de 1998 y el del Impuesto sobre los Bienes Personales, $ 305.000 desde diciembre de 2007, fecha desde la cual la inflación y la devaluación hizo trepar artificialmente el valor de las propiedades. Actualizados, esos pisos deberían superar $ 1.680.000 y $ más de $ 800.000, respectivamente.

Otro aspecto que está desactualizado son los montos de las deducciones en el Impuesto a las Ganancias. Los siguientes son algunos ejemplos para:

  • Empresas (3ª categoría): Los honorarios al directorio sólo se pueden deducir hasta $ 12.500 desde septiembre de 1996, y los gastos por automóvil, $ 7.200, desde enero de 1998, y desde la misma fecha, los automóviles sólo se podrán amortizar por $ 20.000 en 5 años, o sea $ 4.000 por año. Desde 1992, del seguro de retiro otorgado al empleado sólo se puede deducir por el empleador hasta $ 630,05. Los “créditos de escasa significación” fueron actualizados a $ 10.000 en marzo de 2010, pero los especialistas consideran que la inflación ya dejó atrás este criterio para no tener que iniciar juicio y deducir deudores incobrables de menor cuantía. Actualizado por tipo de cambio, este monto estaría ya alrededor de $ 30.000.
  • Personas físicas y sucesiones indivisas: Algunos ejemplos de desactualización de las deducciones permitidas que enumeraron desde RSM Argentina son gastos de sepelios y primas de seguro caso de muerte (996,23 en ambos casos); seguro de retiro para empleado $ 1.261,16; derechos de autor, exentos hasta la suma de $ 10.000 desde 1996 y por último, por intereses de préstamos hipotecarios, la deducción desde enero de 2001 es de $ 20.000.

/fuente: cronista.com

También te podría gustar...

impuestos-y-retenciones-tienen-mnimos-cada-vez-ms-desactualizados-colegio-de-graduados-en-ciencias-econmicas-de-tucumn