Ganancias: una batalla perdida ante la inflación

En 2018, en promedio, a 1.979.491 trabajadores, jubilados, pensionados y autónomos les retuvieron y/o pagaron el impuesto a las Ganancias. Los números fueron aportados por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en el informe que brindó el 27 de marzo pasado en el Senado. Es la primera baja en la cantidad de contribuyentes alcanzados, luego de las fuertes subas en 2016 y 2017.

Mientras algunos informes sostienen que es positiva la baja con respecto a 2.016 y 2.017 lo cierto es que desde 2.015 la población afectada por este tributo aumentó un 66,4%.

En 2018 hubo una caída del 2,4% en la población que paga el impuesto respecto de 2017 debido a los despidos en el sector privado.

Según señaló el tributarista Ezequiel Pasarelli, el aumento del Mínimo No Imponible registrado entre los meses de septiembre de 2017 y septiembre de 2018 fue del 25,41%, unos veinte puntos menos que la inflación y cinco puntos menos que la suba promedio de salarios. Esto ha venido ocurriendo en los últimos tres años, lo que explica que cada vez más personas paguen.

En 2019 esto podría repetirse y más trabajadores caerían en el impuesto. Es que el Gobierno incrementó el MNI y las escalas actuales del gravamen en un 28,29% para 2019, cuando las consultoras privadas ya están proyectando una inflación del 35% y suba de salarios del 30%.

Renta financiera

La declaración jurada de este nuevo impuesto, que conocemos como a la renta financiera, pero formalmente se llama impuesto cedular y abarca también ganancias por venta de inmuebles. Como en el caso de Ganancias, acá también hay mínimos no imponibles y herramientas a tener en cuenta para bajar la carga impositiva. La ley determinó un monto no imponible de $66.917,91, es decir, que se empieza a pagar por rendimientos que superen esa rentabilidad. Además hay que tener en cuenta que los resultados de la compraventa de títulos y acciones se gravan en el momento de su venta.

Por ser el primer año que va a tributarse este impuesto, el desconocimiento es bastante generalizado. Una duda que suele presentarse incluso entre contadores es si la renta obtenida por la inversión de ahorros por los que ya se había pagado el impuesto a las ganancias (salario) está alcanzada o no por el impuesto cedular. Definitivamente sí. Son ganancias diferentes. Una cosa es la ganancia que se paga por el salario y otra cosa es la ganancia financiera o inmobiliaria que logra con el dinero que ahorra. Son dos declaraciones juradas diferentes.

También te podría gustar...

ganancias-una-batalla-perdida-ante-la-inflacin-colegio-de-graduados-en-ciencias-econmicas-de-tucumn