El limón tendrá beneficios tributarios por un año

21-FEB-2014.- Durante un año, el sector citrícola en Tucumán gozará de beneficios impositivos. Esto debido a que el Gobierno provincial resolvió declarar, por decreto, la Emergencia Agropecuaria para la actividad. La medida servirá como un paliativo por una disminución estimada en un 50% del volumen de producción para la campaña 2014, como consecuencia de las heladas y la sequía del año pasado.

La decisión de decretar la Emergencia para el sector fue confirmada ayer por el gobernador José Alperovich, quien el miércoles ya había adelantado este gesto político a referentes de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC).

En rueda de prensa, el mandatario tucumano recordó que la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) constató que a raíz de factores climáticos adversos registrados durante 2013 “habrá un 50% menos de producción del limón”, por lo que decidió hacer lugar al planteo de los industriales para establecer la Emergencia.

Alperovich indicó que junto con esa medida, la Provincia acompañará a la actividad citrícola en las gestiones ante la Nación para lograr “el reintegro impositivo, una revisión de lo que tienen que pagar de aranceles por las exportaciones y alguna refinanciación en los bancos”.

La Emergencia Agropecuaria está regulada por la Ley provincial 5.860, la cual establece que el Poder Ejecutivo “podrá otorgar, total o parcialmente” beneficios impositivos como prórrogas en el pago de los impuestos Inmobiliario, Ingresos Brutos y Sellos, al igual que el canon por riego. También los empresarios del sector podrán renegociar deudas que mantengan con la Caja Popular de Ahorros (CPA) y el cobro de créditos a favor del Estado provincial

Según explicó a LA GACETA el subsecretario de Asuntos Agrarios y Alimentos, y miembro de la Comisión de Emergencia Agropecuaria, Alvaro Simón Padrós, la norma establece que la vigencia de esos beneficios es “por un año”.

El funcionario aclaró que “quienes quieran ser beneficiarios de la ley deberán presentarse en la Dirección de Agricultura de la Provincia y solicitar un certificado de Emergencia Agropecuaria, el cual les será solicitado, por ejemplo, en Rentas, cuando vayan a tramitar una prórroga impositiva”.

“Una medida acertada”

La decisión del Gobierno causó alivio en la ATC, que, en coincidencia con los cálculos de la Eeaoc, estimó que esta temporada se producirán casi 700.000 toneladas, contra 1,3 millón de 2013. “Al haber menor cantidad de fruta, disminuirá el tiempo de cosecha y, en consecuencia, las horas laborales de aproximadamente 45.000 personas que emplea la actividad para esa tarea. Por eso, la declaración de Emergencia es una medida acertada y muy necesaria para poder gestionar ante la Nación algún tipo de beneficio o ayuda para estas personas”, expresó a este diario Roberto Sánchez Loria, titular de la entidad.

Respecto de las exportaciones, Sánchez Loria sostuvo que “se tratará de cumplir con los compromisos internacionales asumidos hasta donde se pueda, porque esta es una situación de fuerza mayor. Esperamos no generar tensión con la demanda internacional”, acotó.

Desde All Lemon, el sello que certifica la calidad de los cítricos argentinos de exportación, aseguraron que, pese a la baja prevista en la producción, “Argentina dispone de la cantidad suficiente de limón para abastecer las demandas cambiantes de los mercados destinatarios durante los meses de verano del Hemisferio Norte”.

/ fuente: lagaceta.com.ar

También te podría gustar...

el-limn-tendr-beneficios-tributarios-por-un-ao-colegio-de-graduados-en-ciencias-econmicas-de-tucumn