Monotributo: un regimen más complicado

0

13 de Dic. 2016. Sumando el impuesto, la obra social y el aporte jubilatorio, la categoría más baja costaría $ 847

El proyecto aprobado por la Cámara de Diputados de la Nación actualiza los topes de Facturación en un 50 %.

Pero además, sube entre 75% y 174% los montos a pagar en concepto de impuesto integrado, aumentando hasta 174% los montos a pagar y prevé la suba de $157 a $300 el aporte jubilatorio. En tanto, la obra social se mantiene por ahora en 419 pesos.

Sumando el impuesto, la obra social y el aporte jubilatorio la categoría más baja pagará $847, frente a los $615 actuales, y la categoría I de servicios pagará 3519 pesos

Los topes de facturación suben a $600.000 anuales para servicios y $900.000 anuales para venta de cosas muebles, pero el impuesto integrado a cancelar mensualmente pasa de $128 a $2.800 para servicios.

En tanto, pasará de $128 a $3.400 para comercio hasta la categoría I, y llegará a $6.540 en la categoría L, la última exclusiva para venta de cosas muebles.

Actualmente, las escalas van de la B a la I para servicios y venta de bienes muebles, y desde la J a la L sólo para venta de bienes muebles.

La primera categoría la B se eleva su tope a $ 72.000.-

Debiendo tener muy en cuenta que si bien esas subas de los topes de Facturación  se han visto incrementadas en un 50%, lo que van a pagar los monotributistas que encuadren en esas categorías es sustancialmente superior.

Así también el proyecto aprobado prevé la corrección del parámetro de alquileres, en tanto, es hoy de hasta $18.000 para las categorías B y C y llega hasta $72.000. En el proyecto, los alquileres van de hasta $48.000 para las dos primeras categorías; de hasta $84.000 para las dos siguientes, y $108.000 para las dos posteriores. La H puede llegar a pagar un alquiler de $144.000, y el resto 180.000 pesos.

Conclusiones:

1) Si bien vemos con beneplácito acomodar el parámetro ventas, ajustándolo, la suba del monto a pagar tiene aumentos muy superiores al incremento aplicado a las ventas,

Seguimos sosteniendo que continuamos con un “Régimen Simplificado” que cada vez es menos simplificado y más trabado su cumplimiento

2) Obliga a los Monotributistas a tener una estructura administrativa que cada vez es menos sencilla

3) Tiene medidas sancionatorias excesivas y no respeta ninguna garantía por cuanto en base a presunciones primero excluye y después da lugar a la defensa

4) En materia de recaudación tampoco le sirve al fisco porque según los datos de recaudación no llega al 1 % de la recaudación lo ingresado por los monotributistas

5) Desde Setiembre de 2013 no se actualizaban los parámetros para ubicar a cada contribuyente en las categorías, y no se ha tenido en cuenta ni siquiera los ajustes por inflación puesto que de aplicar este ajuste los parámetros deberían haber logrado subas más considerables.-

Monotributo: un régimen más complicado

Sumando el impuesto, la obra social y el aporte jubilatorio, la categoría más baja costaría $ 847

El proyecto aprobado por la Cámara de Diputados de la Nación actualiza los topes de Facturación en un 50 %.

Pero además, sube entre 75% y 174% los montos a pagar en concepto de impuesto integrado, aumentando hasta 174% los montos a pagar y prevé la suba de $157 a $300 el aporte jubilatorio. En tanto, la obra social se mantiene por ahora en 419 pesos.

Sumando el impuesto, la obra social y el aporte jubilatorio la categoría más baja pagará $847, frente a los $615 actuales, y la categoría I de servicios pagará 3519 pesos

Los topes de facturación suben a $600.000 anuales para servicios y $900.000 anuales para venta de cosas muebles, pero el impuesto integrado a cancelar mensualmente pasa de $128 a $2.800 para servicios.

En tanto, pasará de $128 a $3.400 para comercio hasta la categoría I, y llegará a $6.540 en la categoría L, la última exclusiva para venta de cosas muebles.

Actualmente, las escalas van de la B a la I para servicios y venta de bienes muebles, y desde la J a la L sólo para venta de bienes muebles.

La primera categoría la B se eleva su tope a $ 72.000.-

Debiendo tener muy en cuenta que si bien esas subas de los topes de Facturación  se han visto incrementadas en un 50%, lo que van a pagar los monotributistas que encuadren en esas categorías es sustancialmente superior.

Así también el proyecto aprobado prevé la corrección del parámetro de alquileres, en tanto, es hoy de hasta $18.000 para las categorías B y C y llega hasta $72.000. En el proyecto, los alquileres van de hasta $48.000 para las dos primeras categorías; de hasta $84.000 para las dos siguientes, y $108.000 para las dos posteriores. La H puede llegar a pagar un alquiler de $144.000, y el resto 180.000 pesos.

Conclusiones:

1) Si bien vemos con beneplácito acomodar el parámetro ventas, ajustándolo, la suba del monto a pagar tiene aumentos muy superiores al incremento aplicado a las ventas,

Seguimos sosteniendo que continuamos con un “Régimen Simplificado” que cada vez es menos simplificado y más trabado su cumplimiento

2) Obliga a los Monotributistas a tener una estructura administrativa que cada vez es menos sencilla

3) Tiene medidas sancionatorias excesivas y no respeta ninguna garantía por cuanto en base a presunciones primero excluye y después da lugar a la defensa

4) En materia de recaudación tampoco le sirve al fisco porque según los datos de recaudación no llega al 1 % de la recaudación lo ingresado por los monotributistas

5) Desde Setiembre de 2013 no se actualizaban los parámetros para ubicar a cada contribuyente en las categorías, y no se ha tenido en cuenta ni siquiera los ajustes por inflación puesto que de aplicar este ajuste los parámetros deberían haber logrado subas más considerables.-

Fuente: La Página del Colegio en La Gaceta.-

Comments are closed.