El CGCET renovó, modernizó y amplió su certificación ISO en busca de mayor calidad para sus matriculados

0

Nuevamente el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas renovó su certificación ISO de Sistema de Gestión de Calidad, demostrando su compromiso de mejorar día a día la relación con sus matriculados. El Mg. Víctor Martínez, colaborar fundamental de este proceso, gentilmente explicó el desarrolló del mismo destacando el compromiso del personal del CGCET para poder hacer esta tarea posible.

¿Qué representa esta renovación de Norma ISO?

El Colegio ya viene con una certificación de Normas ISO hace cuatro años, lo que se hizo ahora son dos cosas con respecto a la norma: cambiamos a una versión más moderna, estábamos con la versión 2.008 y pasamos a la 2.015, esto significa que pasamos a una norma que es mucho más exigente y por lo tanto la calidad que le estamos brindando a nuestros matriculados es mucho más supervisada a efectos de que se cumplan los procesos tal cual es el compromiso. Esto se traduce en un mejor servicio a nuestros matriculados ya que las actividades que hacemos, desde las legales a las certificaciones, incluso ahora hasta los eventos, está pensado y diseñado de tal forma que los empleados y los que colaboramos con el Colegio debemos seguir esos pasos.

Lo otro que se hizo este año es que hemos ampliado el alcance, en la certificación que teníamos antes solo entraba Legalizaciones, que es el servicio principal y que genera los ingresos del Colegio, ahora hemos incorporado toda la parte de institucionales, que es mucho porque ingresa eventos, los cursos y todas las actividades que el profesional tiene con la Institución más allá de las Legalizaciones, hemos incorporado la Delegación Sud, toda la parte de Sistemas y el Departamento de Servicios al Profesional. Hoy todo lo que tiene que ver con atención al matriculado está certificado con normas de calidad.

¿Cómo fue el proceso para lograr esta renovación de certificación y de ampliación de la misma? Seguramente es un proceso que tomó mucho tiempo.

Una ventaja fue el venir trabajando hace muchos años, pero este desafío último nos llevó desde el mes de Febrero a Noviembre. Lo destacable es que cumplimos a rajatabla el plan y los plazos que nos habíamos propuesto. Terminamos el 30 de Noviembre, la auditoría vino el 4 y el 5 de Diciembre y certificamos. Es un trabajo muy arduo que incluye primero una parte documental, luego de capacitación y concientización del personal, para que exista una coincidencia entre lo que se plasmó como la forma de realizar una tarea y la manera de llevarla a cabo; ayudó mucho la incorporación este año del área de Recursos Humanos, porque nos permitió trabajar con la gente. Luego ya vino la certificación de QMS y salió gracias a Dios todo bien.

“Antes que nada es necesaria la satisfacción y bienestar del personal. Si vos no estás satisfecho o cómodo difícilmente podás brindar satisfacción a terceros, atender bien a un matriculado. Además de las capacitaciones hubo cosas más importantes: jerarquizaciones o re-jerarquizaciones, se trabajó mucho con una evaluación de desempeño que sirve para mejorar, no para castigar. Eso permite una mejora en el personal”.Víctor Martínez hace hincapié en la necesidad del bienestar laboral y por ello la insistencia en lo positivo de la incorporación de RR.HH.

Si bien son muchas las instituciones que cuentan con esta certificación en la provincia, son pocas las que no son empresas comerciales y muy pocas las que realizan esta certificación para mejorar el servicio y no para cumplir con contratos con terceros. “Hay mucha más fuerza cuando lo hacés por convicción y no por obligación. En términos de Colegios Profesionales somos de los pocos”, finalizó Martínez.

El compromiso y la labor del personal fue destacada a la hora de lograr esta certificación

 

 

La importancia de las normas ISO

La importancia de las normas ISO no es caprichosa, dado las múltiples ventajas que éstas aportan a las empresas:

  • Mayores estándares de calidad en el producto o servicio que ofrezca una empresa.
  • Ayudan a satisfacer las necesidades de los clientes, quienes son cada vez más exigentes, dada a la sociedad de la innovación e información en la que vivimos.
  • Dota de profesionalidad a las empresas, aparte de ser una garantía para reducir costos, incrementar la rentabilidad de los procesos y aumentar los niveles de producción.
  • Las normas ISO, además, aportan ventaja competitiva.
  • Igualmente, las normas ISO facilitan que las empresas en su posesión, lleguen a una clientela mayor y de más relevancia, que, de no tener este distintivo, no podrían ni plantearse.

Son muchos los tipos de normas ISO que nos podemos encontrar, cada una de ellas especializada en un ámbito concreto: normas ISO de gestión de calidad, normas ISO de gestión de medio ambiente, normas ISO de gestión de riesgos y seguridad, etc.

Así, la importancia de las normas ISO radica en el hecho de que ayudan a que las empresas apliquen eficazmente las nuevas tecnologías y hagan un uso adecuado, inteligente y optimizado de los recursos con los que cuentan, que son limitados. En definitiva, lo que aportan las normas ISO es poder hablar, de manera internacional, en un idioma común en lo que respecta a los estándares de calidad. Un reto que facilita enormemente el comercio internacional, las exportaciones y donde el nivel de exigencia entre empresas se trata por igual.

Las normas ISO se adaptan a todas las empresas, de todos los tamaños y sectores. Además, la aplicación de las normas ISO conlleva a un reconocimiento internacional de las compañías y las impulsa hacia el crecimiento. Conseguir los estándares que indican las normas ISO se convierten así en uno de los objetivos de las políticas de calidad de la empresa que buscan conseguir un certificado de calidad.

Comments are closed.